Higiene y Baño

Disponer de un baño adaptado o de elementos que faciliten el aseo sin necesidad de transferencias es fundamental para personas con problemas de movilidad. Los asideros para WC y ducha afianzan la seguridad del usuario sin riesgo de caídas o tropiezos.

Si necesitan hacer mucho esfuerzo para levantarse, pueden usar una silla de ruedas con inodoro o una cuña. Los empapadores también garantizan el descanso del paciente, sin humedades ni mojaduras.

La silla de ruedas para ducha permite asearse sin necesidad de ponerse en pie, mientras su diseño de asiento evacua el agua sobrante y permite una sencilla limpieza.