Camas y Mobiliario

El cuidado de una persona con discapacidad o un enfermo obligado a pasar largos periodos de tiempo tumbado es más sencillo si se dispone de una cama eléctrica articulada. Su disposición con varios planos inclinados permite cambiar al paciente de postura para incrementar su comodidad y facilitar la intervención de los cuidadores. También es útil para acelerar la recuperación de lesiones concretas.

Hay una cama articulada para cada necesidad. El secreto es encontrar la adecuada. En nuestra tienda de ortopedia disponemos de una completa selección de camas eléctricas con características distintas: camas con ruedas o sin ellas, con cabecero y piecero incorporado, de madera o de otros materiales, etc.

Gran variedad de camas geriátricas

Te ayudamos a escoger la cama geriátrica que más te convenga para una persona mayor que resida en su propio domicilio, una residencia de ancianos o en un centro hospitalario. La posibilidad de variar la altura de la cama pulsando un simple botón facilita los accesos a la misma y previene caídas en las transferencias. Otros elementos de seguridad, como las barandillas para cama, también contribuyen a la tranquilidad del cuidador durante los periodos de descanso.

Para completar la compra de la cama articulada y decorar un dormitorio con todas las ayudas necesarias, se puede optar por una mesita auxiliar. Es habitual que las mesillas dispongan de bandeja y ruedas para facilitar la alimentación y actividades de ocio del paciente, como la lectura, hacer pasatiempos, etc.

Disponemos de colchones antiescaras para prevenir la aparición de úlceras por presión en usuarios con escasa movilidad. Existen modelos de cubre colchones que se pueden utilizar encima del ya existente y colchones antiescaras independientes. La mayoría funcionan mediante un sistema de celdas con reparto de aire, de manera que se inflan y desinflan de forma regular para evitar lesiones, y están fabricados con materiales de excelente calidad.