Ayudas en el hogar

Los artículos de ortopedia para el hogar no están pensados únicamente para personas mayores o con discapacidad. Son ayudas técnicas para poder ejercitarse en casa o para hacer más fácil el día a día de los usuarios que desean incrementar su autonomía.

El electroestimulador Compex y Happy Legs son dos ejemplos de aparatos tecnológicos orientados a la recuperación y la tonificación. El pedalier también cumple estos parámetros, aunque está ideado para personas con mayores problemas de movilidad.

Los pastilleros, los cubiertos especiales o la lupa de cuello son ya productos más específicos que pretenden cubrir determinadas necesidades diarias prescindiendo de la ayuda de un cuidador.

La gran variedad de ayudas técnicas del hogar facilitan la vida de aquellas personas que tienen alguna limitación, a la vez que beneficia a las personas de su entorno. Al mismo tiempo, mejora la autoestima cuando se consigue llevar un estilo de vida más independiente.